Nombre del paqueteServicios de cantidad fija:Consultas y exámenes médicos de clientesExamen genético de los clientesMedicamentos para FIV, medicamentos para el cuidado del embarazoTratamiento de condiciones de fertilidad antes de la FIVNúmero de programas de FIV para lograr el embarazoNúmero de programas de FIV con ovocitos propiosConversión a la donación de óvulos en caso de no tener éxito con los propios ovocitos; donación de óvulos hasta el embarazoNúmero de transferencias de embrionesSelección de embriones sanos por PGD (NGS)Determinación del sexoSelección de sexoCuidado de embarazo
.
Coordinador personalServicios jurídicosGarantía del nacimiento de un bebé sanoRiesgos cubiertosServicios de invitado
.
Servicios de reembolso de dineroNuevos intentos de FIV en caso de interrupción del embarazo después de la 12ª semanaServicios de FIVGarantía del nacimiento de un bebé sanoCobertura completa de riesgos (FIV, embarazo, soporte legal)Ovocitos propios para la FIVPedido especial para el sexo del bebéPedido especial para genómica humana (creación del humano perfecto)Asistencia de devolución de dineroSoporte legal
Garantía Confort 17 000 EURO Estándar Estándar + - Ilimitado Los intentos son limitados Incluido. Ilimitado Ilimitado + Incluido costes adicionales Atención médica hasta la 12ª semana + + Hasta la 12ª semana Clase confort - 4500 euro Ilimitado + - + - - - +
VIP Garantía 28 500 EURO Examen completo Examen cromosómico + genético + Cuidado de las condiciones moderadas Ilimitado Limitado Incluido como opción Plan B Ilimitado + Incluido solo determinación del sexo Hasta el nacimiento del bebé + + + Hasta el nacimiento del bebé Clase business + gratis Ilimitado + + + - - + +
VIP Garantía vanzado más información Individual Avanzado + Cobertura completa de casos avanzados Ilimitado Ilimitado. Garantía total de éxitocon ovocitos propios Incluido como opción Plan B Ilimitado + Incluido como pedido especial selección del sexo incluido Hasta el nacimiento del bebé + + + Hasta el nacimiento del bebé Clase de lujo/ clase business avanzado + gratis Ilimitado + + + + + + +

Fecundación in vitro:

Para muchas parejas la ayuda médica es la única posibilidad de experimentar alegría de la paternidad. Cuando cualquier otro método fue probado, pero el embarazo deseado no se ha producido, llega el turno de una inseminación in vitro. Todo el proceso toma bastante tiempo y consta de algunas etapas. Por supuesto, no puede ofrecer una garantía de éxito del 100%, sin embargo, permite esperar.

Para mujeres que tienen enfermedades graves en la anamnesis, el embarazo in vitro puede ser la única manera de ser madre. Los grados más severos de la endometriosis, la oncología, las enfermedades genéticas y muchos otros diagnósticos terribles se están convirtiendo en un obstáculo para una concepción natural exitosa. Afortunadamente, hoy la ciencia y la medicina han avanzado mucho, permitiendo hacer frente a las situaciones que hasta hace poco parecían desesperadas.

Antes de tomar una decisión importante, es necesario comprender en qué consiste el procedimiento, familiarizarse con riesgos potenciales y prepararse para manipulaciones médicas invasivas y sus efectos en el cuerpo.

¿Qué es la fecundación extracorpórea?

Extra – fuera, corpus – cuerpo. El nombre mismo de la metodología indica que la obtención de un embrión se efectúa fuera del cuerpo. Mucha gente confunde la inseminación artificial con la fecundación in vitro que son dos formas diferentes de combatir la infertilidad.

La FIV implica la extracción de óvulos maduros, su colocación sucesiva en un medio nutritivo y la unión con un espermatozoide fuera del cuerpo. Después de eso, el embrión listo se transfiere al útero donde se implanta y se desarrolla.

La diferencia entre la inseminación artificial e in vitro es enorme. En el caso de la IIU, la unión de un óvulo y un espermatozoide ocurre naturalmente dentro del cuerpo de una mujer. Únicamente el esperma obtenido de antemano se coloca artificialmente en el útero.

El porcentaje de éxito de este procedimiento es más bajo que el del método in vitro. Aproximadamente 12% de mujeres pueden quedarse embarazadas como resultado de una sola inseminación. Además, en este enfoque no es posible determinar la calidad del embrión. Para garantizar el nacimiento de un bebé sano, utilizamos técnicas patentadas autorales y realizamos el DGP – diagnóstico genético preimplantacional.

¿Cómo se realiza la fecundación in vitro?

Como ya se ha dicho, la tecnología FIV incluye la extracción de un óvulo, su fecundación y su reinserción en el cuerpo de la mujer. Vamos a ver cada una de las etapas más detalladamente.

La primera fase en que consiste la inseminación artificial es la obtención de un óvulo. Dado que normalmente el cuerpo de una mujer produce una sola célula madura por ciclo menstrual, pero para aumentar la eficacia se necesitan algunas, hay que realizar una estimulación hormonal especial para conseguir una superovulación.

Este procedimiento incluye una serie de inyecciones y la toma de comprimidos que suministran al cuerpo de una mujer la hormona foliculoestimulante, la hormona luteinizante, la gonadotropina corionica. El proceso entero, el número de inyecciones, el horario de su administración, su duración, etc. se denomina «el protocolo de estimulación». Este esquema depende de las características individuales del organismo y se escoge por un médico para cada paciente particular. En total puede durar de una semana a 20 días. Los factores que influyen en el protocolo son la edad de la mujer, su reserva folicular y las causas de la infertilidad.

La maduración de óvulos se mide por el crecimiento de folículos mediante ecografía. Cuando el folículo alcanza un tamaño determinado, llega el turno de la punción. En esta etapa del proceso de la fecundación in vitro se succiona el liquido folicular del ovario de la mujer bajo anestesia general o local (raramente) mediante una aguja especial conectada con un aspirador e introducida transvaginalmente. Todo el proceso se lleva a cabo y se dirige con control ecográfico.

El liquido obtenido se envía a un laboratorio para análisis y, si contiene ovocitos, les separan y transfieren a un medio de cultivo. Luego colocan los platos con óvulos en una incubadora para su unión subsecuente con espermatozoides. Esto ya es la etapa siguiente del procedimiento.

Así, el proceso FIV paso a paso toca a su fin. La obtención del semen es posible de dos modos, dependiendo de la presencia o ausencia de indicaciones médicas:

  • naturalmente (por masturbación, durante un coito interrumpido o por medio de un preservativo para uso médico sin lubricante);
  • quirúrgicamente (biopsia, aspiración).

Es posible utilizar tanto el esperma del cónyuge como el de un donante. En el primer caso, se obtiene el mismo día que el óvulo. Si esto por cualquier causa no es posible o en el caso de donación, utilizan el semen congelado.

La penúltima etapa es la fecundación in vitro misma.

Aquí dos opciones del desarrollo ulterior de los acontecimientos son posibles:

  1. Fertilización clásica.
    El óvulo que está en el medio nutritivo se mezcla con espermatozoides separados del líquido seminal. Por lo general, dos o tres horas son suficientes para que la fertilización se produzca.
  2. Inyección intracitoplasmática.
    Si la calidad del esperma no permite utilizar el primer procedimiento, se recurre a la ayuda del equipo de microcirugía especial. Por medio de él, un espermatozoide se coloca directamente dentro del óvulo.

Una vez obtenido el embrión, permanecerá en una incubadora dos o seis días más. Ahí comienza su desarrollo. En caso de necesidad, embriones pueden ser congelados con el fin del almacenamiento de muchos años. Después de la comprobación de embriones si hay anomalías usando el método del DGP, se escogen los potencialmente viables (para una transferencia se usan 1-2 embriones), y la FIV llega a su etapa final. En nuestra clínica, el número de transferencias no es limitado, resultando en un embarazo garantizado.

La transferencia de embriones a la cavidad uterina se realiza sin anestesia y no dura más de 20 minutos. Se calcula previamente el tiempo óptimo para el procedimiento, y para aumentar la probabilidad de implantación se practican, en caso de necesidad, terapias con medicamentos a base de células madre. La transferencia se efectúa mediante un catéter especial largo y flexible que el médico introduce en el útero a través de la vagina y del cuello de la matriz.

Dos semanas después, le prescriben a la mujer un análisis de sangre para detectar la hCG. Su concentración elevada indica que un embarazo ocurrió. Si no, habrá que pasar por el proceso entero de nuevo, ajustándolo a la experiencia adquirida y aumentando así las probabilidades de éxito.

Porcentaje de éxito de una FIV

La eficacia de la fecundación in vitro depende de varios factores:

  1. Edad de la futura madre.
    Cuanto más joven es una mujer, mayor es la probabilidad de éxito. Así, el porcentaje medio en pacientes menores de 35 años que se han quedado embarazadas después del primer protocolo es el 30%. Esta proporción disminuye con el aumento de edad. Solo una de cada ocho pacientes mayores de 40 años logra el embarazo en el primer intento. Si se trata de mujeres mayores de los 45 años, la situación se agrava aún más. Las probabilidades de un embarazo FIV permanecen, pero los médicos recomiendan encarecidamente a esas pacientes que usen óvulos donados.
  2. «Antigüedad» del diagnóstico de la infertilidad.
    Las parejas que han recurrido al procedimiento durante 1-5 años desde el comienzo del tratamiento y los intentos de conseguir un embarazo por otros métodos, aumentan el porcentaje de éxito de la FIV. Los que esperan 10-15 años pueden tropezar con muchas más dificultades.
  3. Protocolo de la realización del procedimiento.
    Así, durante una estimulación hormonal de la superovulación, la tasa de éxito oscila entre el 25% y el 50%. Si se utiliza un protocolo sin estimulación, en un ciclo natural esta tasa se reduce al 18%.

Vale la pena notar que la estimulación hormonal, aunque aumenta las probabilidades de un embarazo, es la causa principal de complicaciones potenciales.

Riesgos de la fecundación in vitro:

  • Síndrome de hiperestimulación ovárica.
    Ocurre 3-10 días después de una inyección de hormonas. Se manifiesta por hinchazón abdominal, pesadez y dolores en la parte inferior del abdomen de diferente intensidad, náusea, diarrea, vértigo. En el caso de síntomas muy pronunciados, una intervención médica es requerida. La forma leve pasa en pocas semanas y permite llevar un estilo de vida habitual, pero requiere consulta con un médico.
  • Embarazo múltiple.
    Dependiendo del país y de la clínica en que se realiza el procedimiento, pueden utilizarse tanto uno como múltiples embriones obtenidos in vitro. En el segundo caso, la probabilidad de tener gemelos o trillizos aumenta. Y esto conlleva el riesgo de un parto prematuro, un nacimiento de bebés con peso bajo que puede dar lugar a diversas enfermedades.
  • Complicaciones en la etapa de la obtención de óvulos.
    Como el método es invasivo, la traumatización de los órganos adyacentes: el intestino, la vejiga, vasos sanguíneos es posible. Tampoco se puede excluir riesgos asociados a la anestesia general.
  • Estrés.
    El protocolo FIV es un proceso largo, bastante costoso y relacionado con disconfort físico y sobrecarga emocional. Procedimientos desagradables, la tensión permanente «se logrará o no», efectos adversos a la salud estampan su huella y requieren fuerzas internas, así como el apoyo familiar.

¿Cuánto cuesta una FIV?

Las causas de la infertilidad son diferentes y el enfoque para la preparación de un protocolo y la prescripción de manipulaciones médicas varía según la situación de cada paciente. El precio final de la FIV se compone de muchos servicios intermedios:

  • la consulta inicial y el diagnóstico;
  • la estimulación hormonal — se necesita o no;
  • la obtención del esperma y de óvulos, el precio varía si se utilizan materiales donados y se require su crioconservación;
  • la fecundación in vitro (natural o mediante una inyección intracitoplasmática);
  • la selección de embriones y la necesidad de un análisis genético;
  • la transferencia de embriones al útero;
  • medicamentos de mantenimiento del embarazo.

La opción más económica es una FIV en un ciclo natural, sin terapia hormonal. La más cara es con la participación de una madre subrogada.

Al ver detalladamente todas las etapas y al valorar las ventajas y desventajas de la fecundación in vitro, las parejas que quieren tener un bebé deben solicitar una consulta individual. Solo al hablar con un médico, ellas pueden comprender del todo cuál es el camino y evaluar sus fuerzas y disposición para hacerlo. Y la recompensa por los nervios, el tiempo y el dinero invertidos es lo que tiene el valor más grande en el mundo: un bebé que duerme cómodamente en los brazos de su mamá.

Contáctenos:

X