Sentencias de tribunales de fecundación in vitro

Jul 17, 2017

La fecundación in vitro se inventó para ayudar a las personas, que quieren tener hijos, pero no tienen esta posibilidad. Últimamente, teniendo en cuenta el incremento de la tendencia al uso de fecundación in vitro (asistida), las cuestiones morales y éticas sobre este tema cada vez más y más a menudo forman el objeto de los procedimientos judiciales. Ya que en todo el espacio postsoviético, la práctica judicial tiene poca experiencia en este asunto, las sentencias de tribunales de la fecundación in vitro, generalmente se realizan con la orientación a los casos semejantes en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El embrión como sujeto u objeto

Dentro del proceso de realización de fecundación in vitro la obtención de un número de embriones mayor de lo que sea necesario para la trasplantación es un fenómeno normal y corriente. Las controversias sistemáticas, que se producen respecto a la aceptabilidad de diferentes manipulaciones con los mismos a menudo se refiere al tema de derecho del embrión. Debido al hecho de que actualmente no existe el único punto de vista en todo el mundo respecto a que si el embrión se considera el sujeto de relaciones jurídicas o el objeto de todo tipo de controversias, este tipo de procedimientos judiciales adquiere un agiotaje increíble en los medios de comunicación.

Un ejemplo brillante es el tribunal por los embriones de dos ex cónyuges en la ciudad Cherkessk de la Federación Rusa. Después del intento inexitoso de la fecundación in vitro en el año 2016 la pareja tuvo 6 fetos para la crioconcervación. Los jóvenes no pasaron con éxito la prueba y tomaron la decisión de divorciarse. A la hora de separación de bienes conyugales se produjo una controversia acerca del futuro de los fetos congelados. De conformidad con el contrato de crioconcervación, firmado por los mismos, la cesación de conservación de embriones y su deshecho se debería llevar a cabo según la solicitud de uno de los cónyuges.

Este derecho lo utilizó el hombre, y acudió al centro, donde se almacenaban los embriones con la solicitud de cesación de su conservación y prohibición de la participación en los programas de donadores. La exmujer reaccionó con la demanda, en la que pedía reconocer las acciones del marido como tales que no tenían el efecto legal. El caso de embriones provocó una discusión amplia, y volvió a poner la cuestión del estado jurídico del feto. En este procedimiento el tribunal de la ciudad de Cherkessk, determinó a los embriones como el objeto de controversia, basándose en los materiales del procedimiento de Nataliia Evans contra el Reino Unido, en el que teniendo las circunstancias parecidas el Tribunal Europeo de Derechos Humanos satisfizo la demanda del exnovio de Nataliia de desechar el material biológico.

Demandas a las clínicas

No son raros los procedimientos judiciales sobre el tema de fecundación in vitro, donde el objeto de la demanda es el dinero. Las mujeres, que no hayan podido quedar embarazadas después del procedimiento de fecundación in vitro presentan demandas de cobro de recursos contra las clínicas, en las que hayan realizado el procedimiento. Los argumentos más frecuentes en estos casos son las pruebas de las pacientes de falta de información acerca de las consecuencias posibles de la fecundación in vitro por parte de especialistas, medicamentos, sus dosis seleccionadas inadecuadamente, métodos de fecundación in vitro, mal elegidos – fecundación extracorporal, Inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), fecundación extracorporal + ICSI, etc., que hayan provocado el intento inexitoso de la fecundación in vitro.

El segundo lugar según su popularidad, lo ocupan las demandas bajo la acusación de la mala praxis médica de fecundación in vitro, que había provocado la confusión de los materiales biológicos y en el proceso de fecundación o trasplantación se utilizaron las células “ajenas”. En estos casos los demandantes piden indemnizar el perjuicio moral apreciable, y en casos concretos solicitan la privación de licencia del centro médico.

Para excluir dichas situaciones, la pareja, que decida acudir al procedimiento de fecundación in vitro, deberá elegir escrupulosamente la clínica para la realización del procedimiento. Así mismo, es importante la redacción adecuada del contrato y se recomienda acudir a la consulta de abogados, que sean competentes en estos asuntos.


Nuestros representantes de servicio al cliente están ansiosos por ayudarlo con lo que necesite.



Otras sentencias de tribunales de la fecundación in vitro

La fecundación in vitro para los condenados es uno de los procedimientos judiciales, que se examinó hace poco en la Federación Rusa (el caso de Veronika Koroleva), y antes de esto en otros países del mundo. El contenido de la demanda consistió en el permiso de parte de los organismos de poder de llevar a cabo la fecundación in vitro a las esposas de hombres condenados. En todo el mundo se conocen sólo un par de los casos, cuando el tribunal satisfizo dichas demandas del demandante. El argumento consiste en el derecho civil de cada persona de tener hijos.

Es un hueco bastante amplio en la legislación, ya que no existen criterios claros, que determinen la posibilidad de realización del procedimiento parecido a las personas condenadas en los lugares de privación de la libertad. De un lado es un derecho, pero no hay posibilidad práctica de realizarlo. En estos casos la salida comprenderá el uso de los sémenes donados, a menudo pueden ser los espermatozoides de los parientes del esposo condenado.

Lógicamente se puede suponer que cuando una persona se ve obligada a aplicar las tecnologías reproductivas adicionales, esta decisión efectivamente trae cierta medida de sufrimientos. De tal manera, todo tipo de controversias sobre este tema nos chocan a menudo. Pero así es la realidad, y nos arriesgamos cuando hacemos la vista gorda sobre ella. Es mejor que estemos bien informados y preparados a todo tipo de consecuencias posibles.

Recomendado:

Contáctenos:

X