Pecados de subrogación: qué dice la religión

Pecados de subrogación: qué dice la religión
Dec 09, 2019

La mayoría de las religiones reprenden las prácticas de reproducción humana por violar la disposición de la providencia divina. No obstante si la actitud negativa referente al tratamiento de la infertilidad ha desminuido con el tiempo, en este caso la maternidad subrogada sigue siendo fuertemente condenada por el método de atraer a una tercera persona al sacramento del germen de la vida. Todos los días los centros de la reproducción humana por todo el mundo reciben cartas de enojo de las entidades religiosas con exhortaciones a no promover la propagación del pecado, no asumir el papel de Dios. Sin embargo, hay religiones que aprueban el apoyo a las personas desesperadas para crear una familia y procrear. Vamos a ver los argumentos de los principales movimientos religiosos en este material. 

Qué dicen varias religiones sobre la subrogación

La mayoría de las religiones abrahámicas son unánimes: la subrogación es un pecado y es inaceptable para los creyentes piadosos. El catolicismo y la ortodoxia tienen los pensamientos similares en que la participación de una madre subrogada viola el sacramento del matrimonio y hace perder la personalidad de las relaciones matrimoniales. Si el Dios bendijo para que los padres tuvieran un bebé, entonces consideró su unión física, espiritual y mentalmente preparada para este evento. Si no lo sucede, es probable que el matrimonio tenga una ruta distinta. Por ejemplo, hay que mostrar humildad y convertirse en una familia con un hijo dejado sin cuidado parental. Además, el catolicismo y la ortodoxia insisten en que es inadmisibile de crear un culto a la maternidad.

El Islam tiene un punto de vista similar donde lo más importante es que un bebé tenga derecho a su genealogía (a un padre y a una madre) y los cónyuges tengan confianza en el Todopoderoso Dios que bendiga con los hijos. Mientras que se conciba un hijo, es inaceptable que una tercera persona sea presente. También se estimulan la paciencia y la humildad. Se destaca que es posible que el carácter de infertilidad sea temporal, se acentua que la misericordia de Allah devuelva y el matrimonio tenga una descendencia sana.

El protestantismo asume la actitud más leal: por un lado, la religión apoya la idea de confiar en Dios que ha preparado una forma especial para un matrimonio sin hijos, y por el otro, muestra comprensión a los que de todos modos decidieron intervenir en el plan divino con las tecnologías de la reproducción humana (incluso a la subrogación). El ser human tiene la responsabilidad ante Dios por sí mismo por escoger su cosmovisión y él mismo acepta sus consecuencias.

El judaísmo apoya la idea de la procreación de cualquier manera. El progreso y el desarrollo de la medicina siempre ha sido percibido como una bendición por esta religión. Si ha probado todos los métodos naturales para dar a luz a un bebé, se permite acudir a la subrogación y no lo será condenado.

Cómo decidirse para acudir a la subrogación

A pesar de que la severidad sea declarada desde el principio, las religiones no están dispuestas a subestimar la fuerza con la cual un ser humano aspira a la materrnidad. Por lo tanto, se proporcionan los procedimientos y condiciones para enmendar los mandamientos violados.

Los siguientes requisitos se adoptaron en la Conferencia Teológica Islámica del 11 al 16 de octubre de 1986 en Ammán sobre los asuntos de subrogación: es obligatorio para una madre subrogada que esté casada y que su cónyuge dé su permiso para gestionar un bebé de otra persona. Se requiere esperar 3 ciclos menstruales antes de transferir un embrión, sin tener relaciones sexuales con el cónyuge (para eliminar la posibilidad de un embarazo intrafamiliar). A lo largo de la gestación y 40 días después del parto, el padre biológico del  bebé tiene que pagar todos los costos de la madre subrogada. La mujer gestante del bebé tiene derecho a amamantarle. En lo sucesivo se prohibe tener matrimonio entre ella y el bebé (como entre la madre y el hijo). 

El cristianismo admite el bautismo de un bebé nacido por una madre subrogada una vez que los padres biológicos se arrepientan.

La responsabilidad principal de los padres biológicos ante el Todopoderoso Dios es dar amor y una educación piadosa a un ser humano llevado en el mundo. Si la tierra tenga una persona más digna ¿cómo se puede decir que no es una bendición?

El Grupo de la Reproducción Humana de Feskov (Feskov Human Reproduction Group) se trata las creencias religiosas de sus clientes con mucha atención. Antes de empezar a colaborarnos, hablamos sobre los mínimos detalles con todos los pormenores para que la decisión sea consciente. Solicite una consulta gratuita con los profesionales en nuestro sitio web y le responderemos todas las preguntas.

Recomendado:
  • VIP Guarantee en República Checa
    VIP Guarantee en República Checa
    Detalles
  • PAQUETE VIP todo Incluido
    PAQUETE VIP todo Incluido
    Detalles
  • Deluxe Garantizado parto en los EE.UU
    Deluxe Garantizado parto en los EE.UU
    Detalles

Contáctenos:

X